Glosario (sp)‎ > ‎

Contradicción || Contradiction

Artículo
 
Esta columna solo debe ser modificada por el editor.
- Para nuevas entradas utilícese la columna de la derecha;
- Para hacer comentarios o discutir algún asunto relativo a este artículo úsese la sección de comentarios a pie de página.
- Pueden dejarse archivos que se consideren de interés para el artículo.
 
 Editor
José M. Méndez    sefus@usal.es
 Contribuciones incorporadas

 Ámbito de uso
 
 Tipo
Concepto
 Francés
Contradiction
 Alemán Widerspruch
 

{texto del artículo que solo debe modificar el editor}

 
Referencias 
  • AUTOR, N. (año). “título de artículo”. Revista, Vol. xx, pp. yy–zz.
  • AUTOR, N. (año). Título del libro. Lugar de edición: Editorial.
  • AUTOR, N. (año). Título de la página web. [En línea]. Lugar de edición: Organismo responsable. <url de la página>. [Consulta: dia/mes/año de la consulta].
Entradas
Nueva entrada. Cuando se introduzca una nueva entrada copiar este párrafo y las siguientes líneas y pegarlas al final de la columna. A continuación, borrar el párrafo azul superior y sustituir los campos 'nombre', 'fecha' y 'texto'.
Nombre (fecha)
 
[Texto de Entrada]
 


J.M. Díaz Nafría (20/07/2009)
 
Relación entre una afirmación y una negación que tiene el mismo sujeto y el mismo predicado. Tradicionalmente estudiado bajo el “principio de contradicción” (o de “no contradicción”), e inicialmente formulado y estudiado por Aristóteles como principio supremo del ser y del pensamiento, puede enunciarse del modo siguiente: 

“Es imposible que el mismo atributo pertenezca y no pertenezca a una misma cosa, al mismo tiempo y bajo el mismo respecto”. (Aristoteles, Metaph. B.IV, §3)

Su interpretación puede caer sobre dos principales vertientes: la ontológica y la lógica, llegándose a erigir en cuanto a principio ontológico como expresión de la estructura constitutiva de lo real. Sin embargo, su decaimiento como principio incontestable podría situarse en la consideración de Hegel de la contradicción como base del movimiento interno de la realidad (aunque debe tenerse en cuenta que en la mayor parte de los casos el filósofo se refiere más a realidades contrapuestas que contradictorias) (Hegel 1841). Dentro de la tradición dialéctica de raigambre hegeliana, Adorno considera que habría una conexión entre las vertientes ontológica y lógica (1966), según la cual la “estructura represiva de la realidad” y el carácter coercitivo de la supervivencia se reflejan en el principio lógico de contradicción (Adorno  1956). Según su dialéctica negativa la posibilidad de trascender dicho principio y el de identidad cifran la propia capacidad de superación de las contradicciones sociales. Así, según las corrientes dialécticas, en general, la consideración del principio lógico es sólo subalterna a la necesidad de superación de las contradicciones de la realidad.
 
De esta consideración, por así llamarla, utilitaria (o genética según la interpretación de Adorno) del principio de contradicción participarían algunas de las teorías de la información basadas en sistemas auto-referenciales. Por ejemplo, desde una perspectiva cibernética el principio lógico de no contradicción puede considerarse como parte del mecanismo de regulación en condiciones normales, mientras que su superación correspondería a la necesidad de readaptación de dicha regulación a circunstancias cambiantes (ver realimentación positiva y negativa).

Si bien el principio de contradicción sería fácilmente refutable en su expresión más breve (eliminando la parte en cursiva de la formulación anterior, y sin la cual estaría expuesto a multitud de paradojas), conviene reparar que la consideración de “al mismo tiempo y bajo el mismo respecto” lo hace mucho menos vulnerable, e introduce una necesaria contextualización de los enunciados (a la que nos hemos referido en el artículo contexto) para un correcto análisis de la consistencia del contenido semántico de la información como proponen las aproximaciones de Bar-Hillel y Carnap (1953), Dretske (1982) o la teoría de situaciones (Barwise 1997). 

Sea como fuere, la pretensión de consistencia en lo que se considere contenido informacional supone que las contradicciones no tienen cabida, y en consecuencia la probabilidad de que se recibiera una información auto-contradictoria sería nula (según una visión naturalista de la información como la de Dretske, la versión ontológica del principio de contradicción vendría a decirnos que de la realidad no puede emanar una información contradictoria, porque la propia realidad la rechaza). Así, en caso de considerar el contenido semántico de un enunciado informativo –según el principio de relación inversa de Barwise (1997)– como inverso a su probabilidad, se llegaría a la paradoja de que una contradicción nos proporcionaría un máximo de información. A ésta la denomina Floridi (2005c) →paradoja de Bar-Hillel-Carnap y lo normal, en la mayor parte de las aproximaciones semánticas es quitarse de encima –de un modo u otro- dichas contradicciones. 

Sin embargo, si se adopta un punto de vista dialéctico (como por ejemplo el de la teoría crítica de los frankfurtianos) entonces la contradicción no es algo a lo que deba hacerse oídos sordos, sino todo lo contrario, la posibilidad de actualizar la visión de la realidad con menos contradicciones. Es decir, de algún modo las contradicciones pudieran estar anunciándonos un mundo nuevo –por así llamarlo-, una nueva manera de ver las cosas (Weltanschaung) en la que acaso, cuando se haya logrado, se vean cosas nuevas y muchas de las antes vistas se disuelvan en el humo de los errores pasados. Un ejemplo de esto sería la claudicación de la física clásica y el alumbramiento de la contemporánea a tenor de las contradicciones que se acumulaban de las lecturas de experimentos de muy diversa índole –ópticos, eléctricos, astronómicos… (Pointcaré 1904).

No obstante, cabe señalarse por una parte que en pocos casos las llamadas contradicciones se atienen a la cláusula de “al mismo tiempo y bajo el mismo respecto” y, por otra parte, que en una situación normal –o lo que Kuhn (1962) llamaría, en lo que atañe al trabajo de investigación, “ciencia normal”– las contradicciones sirven para detectar informaciones falsas, lecturas erróneas… y así el principio de contradicción se convierte en una herramienta esencial para la recepción de información, así como para la incorporación de ésta en un sistema de conocimiento.

Referencias
  • Aristotle (350 BC), Metaphisics (translated by W. D. Ross). [online] Internet Classics Archive by Daniel C. Stevenson, Web Atomics <http://classics.mit.edu/Aristotle/metaphysics.html> [accessed: 12/12/2009]
  • Hegel, G.W.F. (1841). Wissenschaft der LogikErster Teil. Die objektive LogikBerlin: Henning. [online] Guttemberg Project (ed. 2004) <http://www.gutenberg.org/etext/6729 > [accessed: 12/12/2009]
  • Adorno, T.W. (1956). Zur Metakritik der Erkenntnisstheorie. tudien über Husserl und die phänomenologischen Antinomien. Stuttgart:Kohlhammer.
  • Adorno, T.W. (1966). Negative Dialectics, (trans. E. B. Ashton, 1973). New York: Seabury Press.
  • Bar-Hillel, Y. & Carnap, R. (1953). Semantic information. British Journal of Science4, 147-157.
  • Dretske, F.I. (1981), Knowledge and the flow of informationCambridgeMA: MIT Press.
  • Barwise, Jon (1997). Information and Impossibilities.Notre Dame J. Formal Logic38(4), 488-515.
  • Floridi, L. (2005c). Semantic Conceptions of Information. In E. N. Zahlta (ed.) Stanford Encyclopedia of Philisophy. Stanford: The Metaphysics Research Lab [online] <http://plato.stanford.edu/entries/information-semantic/> [accessed: 12/11/09]
  • Kuhn, T.S. (1962). The Structure of Scientific RevolutionsChicagoUniv. of Chicago Press.
  • Poincaré, H. (1904 -orig.-). “Los principios de la física matemática”, en EINSTEIN et al., La teoría de la relatividad. Madrid: Alianza, 1995. 

Entradas incorporadas


Subpages (1): Contradiction
Comments